fbpx

Home office: qué es, cómo hacer y buenas prácticas para rendir desde tu casa

Con la unión de la sociedad para contener el coronavirus, muchas personas están teniendo que trabajar desde su casa por primera vez. Reunimos algunos consejos para ayudarte en esa nueva situación.

Home office, en inglés, es un espacio de trabajo dentro de casa, como una oficina o un espacio adaptado. En la actualidad “hacer home office” es sinónimo de teletrabajo y sirve para describir el trabajo remoto desde casa. Con el avance de las comunicaciones, el home office está cada vez siendo cada vez más usado en el contexto profesional.

Trabajar en casa, hasta hace poco tiempo, solía ser una elección para profesionales de algunos sectores. Hacer home office por un día para concentrarse mejor, por cuestiones familiares o de salud es un beneficio ya ofrecido por algunas empresas. Otras permiten el trabajo remoto continuo, un desafío en tiempos modernos. Para muchos, ese contexto cambió completamente con la pandemia de coronavirus, o Covid-19, al inicio del 2020.

Este post que estás leyendo fue escrito en ese contexto. Dentro de algún tiempo, cuando todo pase, será actualizado y retiraremos las menciones a la enfermedad. No en tanto, entendemos que debemos ayudar a nuestros clientes, aliados y al público en general a lidiar de la mejor forma con el trabajo remoto. Traeremos buenas fuentes y nuestra propia experiencia, ya que en RD Station contamos con equipos en diferentes países y muchos profesionales en home office. ¡Esperamos que este contenido sea útil!

Antes de continuar, vale dar un contexto en tiempo de coronavirus. Aquí en RD somos conscientes de ser privilegiados y poder hacer home office. Si, a esta altura de los hechos, te encuentras en la misma situación, también debes haberlo percibido. Poder trabajar remotamente debe ser visto con gratitud, y debemos hacer lo que esté en nuestro alcance para disminuir los riesgos de las personas que no tienen esa posibilidad – que son la amplia mayoría. 

¡Estamos juntos en esto, y de esto también saldremos juntos! Continúa leyendo el post y, al final, deja tus propios consejos de teletrabajo en los comentarios. 

→ Para informaciones de prevención y salud, accede al sitio oficial de la Organización Mundial de la Salud (en inglés).

¿Qué es home office?

Home office, em inglés, es un espacio de trabajo dentro de casa, como una oficina o un lugar adaptado. Actualmente, “hacer home office” es sinónimo de teletrabajo y sirve para describir el trabajo remoto desde casa. 

Vale resaltar,  no obstante, que “trabajo remoto” – no sería la traducción perfecta, ya que el home office es específico para trabajo en casa, mientras el trabajo remoto, o teletrabajo puede ser realizado en diferentes lugares, como un café, un coworking o en el sofá de ese amigo que tiene internet más rápido que el tuyo. u

Asociamos el avance de las tecnologías de la telecomunicación y del internet al home office. De modo general, los trabajos remotamente son casi todos hechos en un computador.   

  • Programación;
  • Producción de textos;
  • Diseño Gráfico;
  • Estrategias de Marketing Digital e incluso ventas.

¿Pero será que son solo cosas modernas?

Es posible que, en la historia de tu familia, exista una abuela o abuelo que hizo un home office más “raíz”. Puede que incluso tus padres. Era muy común el trabajo de costurera en casa o la venta de productos en el piso inferior de las casas.  Hoy en día incluso, la cocina es el “Home office” de muchas personas que producen alimentos para vender.

Y eso sin hablar en un pasado más distante, como herreros, artesanos y boticarios medievales que creaban sus productos y atendían sus clientes en sus casas. Luego llegó la revolución industrial y lo cambió todo. 

Es decir, el home office es más un tema en que nuestra generación es pionera, pero que ya tenía historial.

Ventajas del home office

Sabemos que prácticamente en todas las situaciones existen ventajas y desventajas. Entre tanto, como estamos viviendo un momento único frente al Covid-19 y las palabras de orden incluyen responsabilidad capacidad de adaptación, tenemos consciencia de que el teletrabajo es una de las salidas más eficientes y necesarias en el actual escenario. 

Por eso, hablaremos de las ventajas de este modelo de trabajo y enfocarnos en el lado positivo de la situación. Finalmente, todos estamos necesitando un aliento. 

Flexibilidad y comodidad

La flexibilidad de horarios es una de las mayores ventajas del home office, después de todo, organizarás tu propio tiempo y tareas. Si tu empresa actua en horario comercial, claro, es importante estar en línea al mismo tiempo en que tus colegas estén. No obstante, nada impide que, en caso te sientas más productivo en la noche o madrugada, adelantes el trabajo del próximo día en esos periodos – solo no vale dejar el trabajo del día para la madrugada del día siguiente. 

Además, piensa en el tiempo que irás a ahorrar, pues no será necesario movilizarte hasta tu lugar de trabajo. Es decir, nada de horas en el tránsito o imprevistos como accidentes o trancones – ¡sea en el bus, en el Uber o en tu propio carro!

Calidad de vida y economía

Por hablar en tiempo ahorrado, este podrá tanto para mejorar tu productividad como para invertir en calidad de vida. Aquí van algunas opciones para las horas libres: 

  • Practicar actividades físicas (incluso estando en casa, es posible realizar varios tipos de ejercicios);
  • Colocar ese proyecto especial – personal o profesional – que dejaste a un lado en práctica;
  • Pasar más tiempo de calidad con la familia, participando más activamente de la vida de los hijos, dando atención a las mascotas, haciendo comida junto a los seres queridos y retomando las conexiones con amigos, entre otras actividades que antes no serían posibles;
  • Estudiar otro idioma, realizar cursos online, leer libros, ¡son muchas las posibilidades!

En paralelo, la empresa también ofrece, en consecuencia, un beneficio adicional a sus funcionarios, proporcionando esos momentos y motivándolos aún más! 

Ya sea para los colaboradores o para el negocio, la economía también es significativa cuando se adopta el home office. Son varios los gastos que pueden ser reducidos, entre estos alimentación, transporte, reducción de desperdicio de recursos, etc.

Sustentabilidad

Así mismo, tu estadía en casa estará ayudando al planeta. Con menos personas movilizándose hasta sus trabajos, habrá menos carros en la calle/uso de transporte público.

Eso implica una disminución del consumo de combustibles fósiles y una reducción significativa en los índices de polución del aire y sonora. ¿Ya habías pensado ese punto? 

¡Ya sea un home office permanente o temporal, este será sustentable! 

Home office

5 desafíos del teletrabajo y cómo vencerlos

A continuación, te mostramos 5 desafíos del home office ¡y cómo resolverlos! 

1. Tener un lugar propio para trabajar 

De modo general no todos tienen en casa una oficina o un lugar propio de trabajo, aún más cuando el home office pasa a ser adoptado de un día para otro – como es el caso de muchos profesionales actualmente. 

La silla reclinable y ergonómica de la oficina, las conexiones eléctricas cercanas y el silencio del lugar de trabajo puede hacer falta, lo sabemos. No obstante, ¡con algunas adaptaciones es posible enfrentar esta situación! 

Primero, elige el lugar de casa donde te sientas más concentrado(a) y sea más apto para realizar las actividades del día a día. Luego, intenta adaptar ese lugar con lo que tengas a la mano de la mejor manera, puede que necesites de alguna adaptación, como extensiones eléctricas, una lámpara que estaba en tu habitación o algún mueble que antes no tenía uso. La creatividad aquí es la que manda, esta es tu oportunidad de crear tu propio workspace.

2. Distracciones de las más diversas

Es un hecho que en casa existen muchas distracciones: familia, roommates, la loza sin lavar, posibles ruidos, televisión y hasta nuestras camas – ¡siendo honestos! Entonces, ¿cómo concentrarse y enfocarse en el trabajo en medio del “caos”? 

Ya sea para las interacciones sociales o para las demás distracciones, es necesario imponer límites. Puedes acordar contigo mismo(a) para terminar de una vez la tarea más aburrida y, después, tomar un descanso corto– o algún otro tipo de recompensa que no tome mucho tiempo. 

Si estás sufres interrupciones por otras personas, conversa con ellas y pide su comprensión; puedes decir que reservaste ese horario para trabajar y que, luego, tendrás todo el tiempo para conversar e interactuar. 

Para quien tiene niños en casa, una red de apoyo puede serlo todo: divide las responsabilidades con tu compañero(a) y demás responsables. En este momento, estamos todos en el mismo barco y la ayuda mutua es simplemente un pilar indispensable.

3. Alimentación

La falta de rutina puede causar un falta grande de hábitos saludables – aún más para quien acaba de aterrizar en el mundo del home office. Al inicio, es tentador usar el tiempo extra que hablamos anteriormente para dormir, quedarse en el sofá o comer comida chatarra. 

No obstante, no caigas en la tentación: para continuar entregando resultados satisfactorios, es necesario estar con buen descanso y buena alimentación. Es un poco obvio pero cabe recordar: todos necesitamos de combustible para vivir y rendir, ¿verdad?

Pero ¿cuál es la solución? Procura tener diversos alimentos en casa, que se transformen en platos y recetas saludables. Así, el beneficio (y placer) de tus pausas serán aún mayores, ya que te estarás alimentando correctamente y creando tu propio menú. 

(Pero teniendo en mente que salir de casa sólo cuando sea muy necesario)

4. Comunicación vs. soledad y malentendidos

Para algunos de nosotros, trabajar de forma aislada, lejos de otras personas y de la comunicación cara a cara puede ser un desafío. Somos seres sociales, unos más que otros. Y estar lejos físicamente de los colegas y depender de correos para comunicarse puede ser de hecho un gran problema.

Por eso, ten la tecnología como tu aliada. Las herramientas para videoconferencias son cada vez más modernas (hablaremos de estas más adelante). 

Aprovecha estas herramientas para conversar de una forma más casual con tus colegas y dejar más rápidas las tomas de decisiones, es posible que en el futuro esto facilite también la rutina de comunicación física. Con un poco de paciencia y adaptación, creemos que es posible salir de ese desafío. 

5. ¡Trabajar en exceso no es la solución!

Por último y, tal vez, más importante, recuerda: no es porque ahora tu casa y tu oficina son el mismo lugar que debes trabajar más horas solo porque puedes. Así como distraerse mucho puede ser malo, no tener espacio de descanso puede serlo también, ¡y en la misma medida!

No olvides de dar y recibir atención, ejercitarte (aunque sea realizar estiramientos) y comer adecuadamente. Con el cuerpo y mente sana, continuarás entregando excelentes resultados, en tu propio ritmo y tiempo: ¡los mismos que ya tienes en tu lugar de trabajo!

Si necesitas ayuda para adaptarte, pídela, es algo súper normal. Tus colegas pueden estar pasando por lo mismo y queriendo conversar sobre eso, ¿no crees?

Y para las empresas, continúen  (en la medida de lo posible) promoviendo los encuentros que normalmente harían entre los colaboradores, de forma remota. Aquí en RD, como marzo es el Mes de las Mujeres, preparamos una programación de mentorías semanales para nuestras funcionarias. Ahora, con el modelo home office adoptado, no fueron canceladas: las mujeres de RD continúan encontrándose, conversando e intercambiando ideas por medio de videoconferencias.

Fuente: RD Station

En Priox entendemos que crear un producto de calidad es solo el primer paso para construir y hacer crecer un negocio viable. Internet es el mercado más grande y activo del mundo, y el desafío es cómo ayudar a su audiencia a encontrarlo entre todos los ruidos para que pueda hacer una conexión real con su cliente ideal.

La empresa

Soporte

Copyright © 2014 – 2020 Priox Corp. Todos los derechos reservados.

Open chat